Register your Account

Sign Up with us and enjoy!

A password will be e-mailed to you.

Spanish Login

Acerca del Programa de Lotería de Visa Americana (DV, por sus siglas en inglés)

La Lotería de Visa Americana tiene sus orígenes en la Ley de Inmigración de 1965. Esta ley federal  suprimió el origen nacional, la raza y la etnia del proceso de selección de la inmigración, asignando una cantidad específica de Visas Americanas por país. Estas familias inmigrantes, que en la actualidad residen en los Estados Unidos, pudieron peticionar la Visa Americana para sus familiares para vivir legalmente en América.

En un principio, la Ley de Inmigración de 1965 favoreció a los inmigrantes del hemisferio este, en su mayoría a Europa. Sin embargo, debido a la eliminación del origen nacional y la etnia de la selección de inmigración, más asiáticos y latinoamericanos inmigraron a América; representando, aproximadamente, 2/3 de los inmigrantes en 1975. En 1978, el Congreso de los EE.UU. aprobó una ley que incluía a los países del hemisferio oeste y aumentando  la diversidad de inmigrantes que vienen a América.

Primera Lotería de Visa Americana

Ante la imposibilidad de los familiares cercanos de poder solicitar la Visa Americana y los nuevos requisitos de la certificación de trabajo de la Ley de Inmigración de 1965, la mayoría de los irlandeses tenían dificultades a la hora de aspirar a la Visa Americana. Como resultado, mucho irlandeses que reciben visas temporarias de no inmigrantes a los Estados Unidos prolongan sus visas de turista.

Hubo una gran cantidad de italianos que esperaban inmigrar a América en la década del 70. Los oficiales elegidos que representan a los grupos de electores italianos e irlandeses americanos se juntaron para ayudar a que más inmigrantes puedan ingresar a los Estados Unidos. Utilizaron dos argumentos:

1. Introducir un nuevo concepto de “nueva semilla de inmigrantes”. Esto permitió que inmigrantes jóvenes y solteros emigren bajo esta categoría de visa y que estén exentos de los requisitos de mano de obra; y

2. Hablar sobre las grandes contribuciones de los inmigrantes del pasado que vinieron y construyeron América.

La primera Lotería de  Visa Americana comenzó una vez aprobada la Reforma y control de inmigración de 1986. El Congresista Brian J. Donnelly y el Senador Edward Kennedy crearon el programa NP-5, otorgando a los primeros 10.000 solicitantes una Visa Americana para EE.UU. El Departamento de Estado de Estados Unidos recibió más de 1.4 millones de solicitudes durante el período de registro de 7 días en 1987. Los primeros tres países ganadores de la Lotería de Visas Americanas fueron Irlanda (3,112), Canadá (2,078) y Gran Bretaña (1,181).

Expansión de la Lotería de la Visa Americana

Una vez aprobada la Ley de Inmigración de 1990, la Lotería de la Visa Americana cambió en dos modos:

1. Se asignaron un adicional de 30,000 Visas Americanas, con un total de 40,000; y

2. Cambiándolo de un programa en el que el primero que llega es al primero que se atiende a una verdadera lotería, en la cual se les asigna un número a las solicitudes y una computadora al azar saca números de la totalidad de solicitudes recibidas.

En 1995, se realizó un nuevo cambio a la Lotería de la Visa Americana, asignando 10,000 visas adicionales. Desde entonces, 50,000 Visas Americanas fue el número final otorgadas a condados con poca representación en en el grupo de inmigrantes a los Estados Unidos.

Conclusión

Lo que comenzó como una resolución para abordar los problemas que los inmigrantes italianos e irlandeses enfrentaban en los Estados Unidos durante las décadas del 60 y 70, se ha convertido en uno de los programas más famosos exportado al mundo. Estados Unidos es el único país que tiene Lotería de Visa Americana (Green Card), que le brinda a los extranjeros el derecho a obtener la Visa y la posibilidad de vivir el Sueño Americano.

La Ley de Inmigración de 1965 dio lugar a un fenómeno de inmigración, con 1 en 5 americanos que son primera o segunda generación de inmigrantes. Estados Unidos es uno de los países con mayor diversidad cultural del mundo. De hecho, se hablan más de 300 idiomas en América y cada religión está representada.